‘El Estado dificulta la financiación de las comunidades’

González Ortiz asegura que el Gobierno central ni facilita los fondos suficientes ni permite la libre elección de préstamos aunque sean más ventajosos.

El consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, Javier González Ortiz, ha afirmado hoy en el Parlamento que “el Estado no duda en utilizar todos sus mecanismos para interferir en la autonomía financiera de Canarias ya que ni facilita los fondos suficientes ni permite la libre elección de préstamos aunque éstos sean más ventajosos”.

González Ortiz explicó que las Islas se adhirieron al fondo Fondo de Liquidez Autonómica –FLA- el pasado mes de abril ante el cierre de los mercados y su menor coste en relación a otras operaciones pero también destacó que el Gobierno central “está provocando disfunciones y dificultades más encaminadas al control de las cuentas autonómicas y la recentralización que a ofrecer soluciones globales a la financiación de las comunidades”.

El titular de Economía y Hacienda informó de que Canarias, a petición del ministerio, comunicó las necesidades de financiación para 2013 que ascienden a 1.087 millones de euros. De esta cantidad, el Estado solo asignó a través del FLA 421 millones lo que supone cubrir menos de la mitad.

La insuficiencia del préstamo, suscrito a diez años y a un interés de 30 puntos básicos por encima del coste del Tesoro, obliga a la comunidad autónoma a establecer otras líneas de crédito al margen del FLA por importe de 666 millones de euros dada la más que notable desviación entre las necesidades financieras y los fondos asignados.

González Ortiz aludió a que “Canarias cumple con sus obligaciones, es solvente y tiene la credibilidad suficiente” como para recibir ofertas crediticias atractivas que, sin embargo, “tampoco son autorizadas incomprensiblemente” por el Gobierno de España.

En este sentido, explicó que una de las entidades financieras norteamericanas más importantes del mundo está dispuesta a suscribir un préstamo con las Islas de 500 millones de euros con un ahorro considerable de intereses de 7,5 millones de euros anuales en comparación con el resto de la banca.

González Ortiz subrayó que el Estado “nos impide la firma de esta línea internacional obligándonos a acudir a las entidades españolas con un sobrecoste en intereses que tendremos que pagar todos los canarios”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.