El Espanyol vuelve a favorecer al Madrid

Penalti en el área del EspanyolDuhan Bernhard

El derbi catalán terminó con un empate a 1-1 y el árbitro no vio unas claras manos de Raúl Rodríguez en el descuento.

El Barcelona volvió a dejarse puntos en Cornellá-El Prat ante su eterno rival el Espanyol. La primera gran ocasión fue para los locales, Valdés sacó in extremis un fenomenal cabezazo de Verdú y Piqué se encargó de despejar el rechace sobre la misma línea de gol. En el minuto 13′, el colegiado anuló de forma correcta un gol a Cesc por mano de Messi. Pero dos minutos más tarde, Cesc aprovechó la siguiente jugada para marcar el primer tanto del partido de cabeza desde fuera del área. Fue una primera parte emocionante y con un alto ritmo de juego en donde ambos conjuntos exprimieron todo su poderío.

Los pericos volvieron de los vestuarios con ganas de darle la vuelta al partido y hacerle la vida imposible al Barcelona. Pero la segunda parte estuvo marcada por la posesión del Barcelona, que no buscó el segundo gol de la tranquilidad y que al final fue castigado con el gol de Ángel a escasos minutos del final. En la última jugada del partido llegaría la polémica, el colegiado Turienzo Álvarez se tragó una mano de Raúl Rodríguez tras un disparo de Pedro. Con este empate, el Barcelona se queda a cinco puntos del Real Madrid.

 

 

 

Duhan Bernhard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.