El cuadro desconocido de Leonardo Da Vinci

La Bella Principessa - Leonardo Da VinciLa Bella Principessa fue descubierto en 2009 por un ingeniero francés y un catedrático de la Universidad de Oxford después de seis meses de investigaciones.

Martin Kemp y Pascal Cotte fueron los artífices de este gran descubrimiento en 2009. El primero aportó sus amplios conocimientos en el mundo de la Historia del Arte y el segundo se encargó del diseño de una cámara que le permitiera desentrañar los secretos de este cuadro, como ya lo hiciera anteriormente con el cuadro de la Mona Lisa -en el que descubrió que originalmente sí tenía cejas y pestañas, así como una sonrisa más expresiva-.

En el caso de La Bella Principessa, la obra pertenecía a un particular que la había adquirido por 21.000 dolares en una subasta. Muchos indicios hacían pensar que el cuadro había sido pintado por el mismísimo Leonardo Da Vinci, por lo que fue sometido a rigurosas pruebas científicas a cargo de Cotte y Kemp, que determinaron que los materiales utilizados coincidían con los utilizados habitualmente por el artista y que el cuadro había sido pintado con la mano izquierda -Da Vinci era zurdo-.

Pero la prueba concluyente de estas investigaciones fue el hallazgo de una huella dactilar que coincidía con una de las encontradas en una obra del artista que se encuentra en el Vaticano.

Se creen que pueden existir muchas otras obras del artista italiano circulando por el mundo si que aún se conozca su autoría. Pero lo cierto es que encontrarse de repente con un cuadro pintado por Leonardo Da Vinci es todo un premio, tanto desde el punto de vista artístico como desde el económico. Sin ir más lejos, esta obra que fue adquirida por 21.000 dólares, ahora está tasada en 200 millones.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.