El COPAC condena la filtración de las conversaciones de cabina del JK5022

Para los pilotos, la filtración supone una violación de la Ley de Seguridad Aérea.

El Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial -COPAC- condena la filtración y difusión del contenido del registrador de voces de cabina del vuelo de Spanair JK5022 que sufrió un accidente en agosto de 2008 y “cuestiona las medidas claramente insuficientes e ineficaces” adoptadas por los responsables de garantizar la seguridad y confidencialidad de dichas conversaciones.

Según informan desde el COPAC, esta filtración supone una violación de la Ley de Seguridad Aérea, que establece el carácter reservado de la información, y demuestra “la incapacidad de los responsables de preservar las conversaciones de cabina para cumplir esa función esencial”. Dicha responsabilidad recae únicamente en el juez que instruye el caso o en la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), dado que las copias digitalizadas de las grabaciones solo pueden estar en su poder.

Asimismo, el COPAC recuerda que la grabación de las conversaciones de cabina supone una cesión voluntaria del derecho a la intimidad por parte de los pilotos con la única finalidad de recopilar información que permita evitar futuros accidentes y mejorar la seguridad aérea y en ningún caso se debe utilizar para otro tipo de fines.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.