‘El Club de los 27’, morir de fama

El Club de los 27Amy Winehouse, una de las grandes estrellas de la música británica de los últimos años, fallecía a la edad de 27 años, ingresando así en la lista de los que perdieron la vida en la conocida como ‘edad maldita de la música’.

Para muchos, la coincidencia no ha sido tanto la edad como las adicciones de estos músicos. Y es que el ‘Club de los 27’ tiene como socios a estrellas que destacaron tanto por su calidad como artistas como por el abusivo consumo de drogas y alcohol. El caso es que todos fallecieron a la edad de 27 años, que es tal vez el límite impuesto por el propio cuerpo en estas carreras que se precipitan irremediablemente hacia un final prematuro.

Amy Winehouse ha sido la última en ingresar en la lista de este club, en la que ya había otros nombres célebres como el de Jimi Hendrix, Jim Morrison, Janis Joplin, Brian Jones y Kurt Cobain, algunos de ellos fallecidos en extrañas circunstancias, lo que ha favorecido a aumentar la leyenda que se cierne sobre este club. Jimi Hendrix murió ahogado en su propio vómito, Morrison apareció muerto en su piso de París, Joplin fue víctima de una sobredosis de heroína en un hotel de los Ángeles, Jones sufrió un accidente y se ahogó en la piscina de su casa y Cobain se suicidó con un disparo en la cabeza.

Así que el caso de la cantante británica no es un caso aislado. A pesar de que la autopsia no ha determinado las causas exactas de su muerte, Winehouse no hacía ningún esfuerzo por ocultar sus problemas con las drogas y en más de una ocasión se subió al escenario -copa en mano- para protagonizar un espectáculo bochornoso en el que no era capaz de articular palabra.

Un triste final, en todo caso, para una voz a la que probablemente le hubiera esperado una carrera llena de éxitos y que ahora sólo engrosa la lista de esas grandes estrellas que murieron de fama a una edad demasiado temprana.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.