‘El circuito de Tenerife carece de cualquier justificación económica’

Sí se puede denuncia el impacto ambiental y el coste de la obra.

El portavoz insular de Sí se puede, Fernando Sabaté, ha criticado que el proyecto “es absolutamente irregular, que no ha tenido en cuenta la legislación vigente, especialmente desde un punto de vista ambiental, y que además representa un gasto económico absolutamente insostenible para la Isla”, a pesar del anuncio de la existencia de inversores privados.

“Sigue siendo uno de esos proyectos megalomaníacos del pasado, en el que tendremos que invertir cientos de miles de euros públicos destinados a nuevas carreteras y acondicionamiento de los accesos, para un beneficio particular”, explica Fernando Sabaté.

El portavoz ecosocialista considera que detrás de esta obra puede estar la falta de materiales para realizar el puerto de Granadilla, siendo en todo caso “una infraestructura innecesaria y destinada a fomentar la especulación urbana ejercida por el actual grupo de Gobierno municipal y que junto con puertos deportivos y campos de golf ha sido la moda inversora para los especuladores que generaron esta crisis”.

Asimismo, desde Sí se puede cuestionan a los inversores privados “que supuestamente pagarán los más de 31 millones de euros que costará la nueva infraestructura deportiva” recordando que “no es la primera vez que se inicia un proyecto que se queda a medias y acaba siendo rescatado por las instituciones públicas por un supuesto bien general”.

Fernando Sabaté ha explicado también que, según sus cálculos, el Cabildo ha invertido ya más de 6 millones de euros en el proyecto y en los acondicionamientos que se han ido realizando en la zona.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.