El cierre de los centros de atención a mujeres pone en riesgo la vida de muchas afectadas

La consejera del grupo Socialista del Cabildo de Tenerife María Teresa Cruz acusa al Cabildo de Tenerife de poner en peligro a cientos de mujeres.

Siete de los ocho centros comarcales de atención a mujeres víctimas de violencia de género en la isla de Tenerife han cerrado sus puertas debido a la quiebra de Fundescan, fundación encargada de la gestión de dichos centros. La consejera socialista culpa al Cabildo de esta situación ya que desde allí se tomó la decisión de que la gestión de los centros se llevara de forma indirecta a través de dicha fundación, mientras que en las otras seis corporaciones de las islas la gestión se realiza de forma directa. La anulación de estos servicios es, en palabras de María Teresa Cruz, una acción que “pone en peligro la vida, la integridad física y psicológica” de muchas mujeres en la isla.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.