El cese de Spanair provoca incertidumbre en el turismo canario

Las conexiones aéreas con el Archipiélago se verán afectadas con el punto final de la aerolínea.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Manuel Soria, no ha tardado en poner de manifiesto el “duro golpe” que supone para las Islas Canarias el cese de la actividad de Spanair, que implica, entre otras cosas, la reducción de conexiones con el Archipiélago canario, un hecho que afecta también en gran medida a las Islas Baleares. Alrededor de 600.000 pasajeros llegaban al año a Canarias a través de las conexiones facilitadas por Spanair.

Los consejeros de Turismo de las Islas, en esta complicada situación, confían en la rápida actuación del resto de compañías aéreas que forman parte de la Star Alliance para dar una respuesta a la demanda de vuelos que existe en el Archipiélago tras el fin de los vuelos regulares de Spanair.

Por su parte, los pasajeros afectados siguen tramitando sus reclamaciones, esperando por el reembolso de sus billetes y buscando alternativas de vuelo tras el fracaso de la aerolínea española. Según los últimos datos conocidos, Spanair acumulaba deudas por valor de 300 millones de euros y apenas tenían reservas de combustible suficientes para volar durante otros dos días. Estas cifras han provocado gran inseguridad entre los sindicatos ante la posibilidad de que no existan fondos suficientes para pagar las nóminas de los trabajadores.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.