El CD Tenerife presenta un ERE

Los ingresos que se prevén en Segunda B no son suficientes para cumplir con las obligaciones derivadas de los contratos con sus trabajadores.

La principal fuente de ingresos del club, según argumentaba en rueda de prensa su asesor jurídico, Ángel Fernández, eran los derechos televisivos de la retransmisión de los partidos, un contrato que finaliza ahora que el Tenerife desciende a Segunda B. En esta división, el precio de los abonos y las ganancias obtenidas en publicidad y retransmisiones es considerablemente inferior, por lo que, según anuncia Fernández, el club considera que no podrá hacer frente a las obligaciones contraídas con sus trabajadores.

En consecuencia, el CD Tenerife ha decidido presentar un Expediente de Regulación de Empleo para salvar la situación y ha confirmado que en breve iniciarás las negociaciones con los trabajadores de todas las áreas del club.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.