El CD Tenerife no pudo con el líder

EL Betis sentenció el encuentro con el 3-1 y se coloca virtualmente en Primera División.

 

Los blanquiazules no abandonan la zona de peligro mientras que el Betis ya saborea el ascenso. Esas fueron la dos caras de la moneda de un encuentro en el que el líder de la Liga Adelante supo jugar bien sus cartas y no perdonó al Tenerife la oportunidad de colocarse virtualmente en Primera División.

El inicio del partido no auguraba buenos resultados para los blanquizules. Y es que apenas habían transcurrido dos minutos de partido cuando el árbitro pitaba un penalti de Pablo Sicilia sobre Rubén Castro. A partir de entonces, el Betis no dejó de presionar a un Tenerife que se mostraba indeciso, por lo que el 2-0 no tardó en llegar. Con todo, antes del que finalizara la primera parte, los blanquiazules lograron acortar distancias en el marcador con el tanto de Julio Álvarez en el minuto 36, pero en el minuto 45 llegó el tercero de los locales en una acción personal de Isidoro. El 3-1 con el que se inició la segunda parte se mantendría durante toda la segunda parte que resultó no ser más que un trámite hasta que el árbitro pitara el final del partido, ya que no se destacó por ninguna jugada de riesgo, salvo el lanzamiento de una falta por parte de Julio Álvarez, que estuvo a punto de llegar al fondo de la portería.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.