El Castillo de Comlongon

Castillo de ComlongonUn matrimonio de conveniencia, un suicidio y un fantasma.

Lady Marrion debía casarse con Sir James Douglas, miembro de una poderosa familia de Drumlanrig, al suroeste de Escocia, que tenía intereses en hacerse con las vastas propiedades de los Carruthers. Sir Simon Carruthers, Barón de Mouswald y padre de Marion, viejo y sin descendientes varones, consideró que dejar a su hija en manos de Douglas era la mejor decisión.

Sin embargo, parece ser que el padre de Marrion había olvidado otras promesas y, cuando el Barón Maxwell irrumpió en el castillo de los Carruthers lo hizo con la intención de reclamar sus derechos por un acuerdo matrimonial previo al sellado con los Douglas. Marrion escapó y buscó refugio en el castillo de su tío Sir William Murray, en Comlongon hasta que el entuerto se resolviera en los tribunales. La desesperada Marrion, que no amaba a ninguno de los dos pretendientes, logró que su tío se apiadara de ella y éste hizo lo imposible por romper los acuerdos. Maxwell desistión, pero Douglas denunció los hechos y finalmente la justicia se puso de su parte. La dote que Murray le había ofrecido a cambio de anular el matrimonio de su sobrina no bastaba: Marrion también le pertenecía.

Se dice que la joven enloqueció y que, antes de abandonar Comlongon para casarse con Douglas, prefirió lanzarse al vacío desde las almenas del castillo. Desde entonces, muchas noches entre los muros de la fortaleza se puede ver el espectro de una mujer vestida de verde que llora desconsoladamente y cuyos lamentos desgarran el silencio de la oscuridad.

 

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.