El Carnaval regresa a las calles de la capital grancanaria

Un acuerdo entre el Ayuntamiento y los vecinos permite la celebración de mogollones.

La polémica del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria ha concluido esta mañana después de que la juez que prohibió cautelarmente la celebración de mogollones en el parque de Santa Catalina haya admitido el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento capitalino y los vecinos del edificio Simón Bolívar 5, principales afectados por el ruido y la suciedad.

Las fiestas se celebrarán nuevamente este año según lo programado en tanto que el Ayuntamiento ha acordado con ellos gastos de limpieza y alojamiento alternativo durante los días de fiesta para que los actos nocturnos del Carnaval se sigan celebrando en la trasera del parque –no en el mismo parque, ni en la marquesina ni en el parque blanco-.

Además, el Consistorio se ha comprometido a correr con estos mismos gastos en los Carnavales de los próximos años e incluso se estudiará la financiación de la insonorización de las viviendas de los vecinos que lo requieran.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.