‘El capital humano’

'El capital humano'

El riesgo de actuar como personas.

Instintos, afectos y temores son algunos de los sentimientos que borda El capital humano, un thriller que utiliza el dinero como pretexto para hablar de las debilidades humanas.

La película, dirigida por Paolo VirzìMy name is Tanino, La prima cosa bella– , está basada en una novela del norteamericano Stephen Amidon que ha sido llevada con acierto al norte de Italia donde una familia vive en la opulencia y otra aspira a convertirse en su réplica exacta.

Aprovechándose de la relación que su hija mantiene con el hijo de un importante hombre de negocios, Dino Ossola decide invertir en los negocios del millonario Giovanni Bernaschi. La inestabilidad de los mercados truncará las aspiraciones de ambos y se agravará cuando, la víspera de Navidad, un ciclista es atropellado. Las dos familias se encuentran bajo sospecha, pero cada personaje se enfrenta a su manera a la amenaza de que este accidente destruya su vida por completo.

La historia está narrada en dos segmentos de tiempo: lo que sucede seis meses antes del atropello y lo que sucede un tiempo después. También se explica desde diferentes puntos de vista ya que El capital humano se divide en varios bloques y en cada uno la historia se ve desde el ángulo de uno de sus protagonistas. De esta manera, Virzì va mostrando al espectador pequeños detalles que desconocía y que hace que la trama vaya cobrando cada vez más intensidad. No todo es tan sencillo como aparenta ser: los personajes se quiebran en su angustia -existencial o económica- y reaccionan de manera muy diferente ante sus miedos, sus ansias o su propia mezquindad.

El capital humano es una caricatura de la infelicidad y del riesgo que conlleva seguir instintos tan deplorables como la ambición o tan puros como el amor.

Celina Ranz Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.