El caminito del Rey

El caminito del ReyEl pasado 28 de marzo se abrió al público el paso por el Desfiladero de los Gaitanes, uno de los parajes más populares de la aldea malagueña de El Chorro.

El lugar se conoce como ‘El caminito del Rey’ a raíz de la visita realizada por Alfonso XIII en 1921 con motivo de la inauguración de la presa del Conde de Guadalhorce, para lo que se habilitaron pasarelas que recorrían las paredes del Desfiladero de los Gaitanes, junto a la aldea de El Chorro, en la provincia de Málaga.

La Sociedad Hidroeléctrica del Chorro era propietaria de dos saltos de agua -el del Gaitanejo y el de El Chorro- y necesitaba una manera de que sus operarios pudieran trabajar en la zona conectando ambos puntos. Así se diseñó un recorrido de unos 7,7 kilómetros de longitud repartidos entre túneles, pasarelas y pistas forestales que facilitó la puesta en marcha de los servicios hidroeléctricos a partir de 1906.

Un año después, unas devastadoras inundaciones en la provincia sirvieron, sin embargo, como punto de partida de otro ambicioso proyecto: la construcción de la presa de El Chorro. El proyecto, culminado hacia 1913, fue motivo de la primera visita de Alfonso XIII a la zona. Años más tarde el monarca regresaría a la zona para la inauguración de un proyecto reformado del embalse: bajo la intensa lluvia del 21 de mayo de 1921, Alfonso XIII colocaba la última piedra de la construcción que habría de convertirse en la clave del desarrollo económico local.

El caminito del Rey se siguió utilizando por los vecinos de la zona tras la finalización de las obras porque suponía una conexión más o menos rápida entre la localidades del lugar, circundadas por numerosas sierras que dificultaban esas relaciones. Pero el paso del tiempo fue deteriorando el paso, que terminaría volviéndose intransitable. Algunos incidentes en la zona a finales del siglo XX obligaron al Gobierno provincial al cierre del camino con multas de hasta 6.000 euros para los que desobedecieran la orden. Sin embargo, el valor histórico y social del paraje era tal que el caminito seguía atrayendo la atención de turistas, caminantes y locales, por lo que se optó por invertir en su rehabilitación.

Las obras de recuperación de la zona finalizaron a finales de marzo y desde entonces, a través de la página web habilitada para tal efecto, se pueden realizar visitas turísticas concertadas por este emblemático enclave del paisaje malagueño.

 

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.