El cadáver “ha sido secuestrado y enterrado” sin consentimiento

Los familiares del niño saharaui que falleció a causa de los presuntos disparos de las autoridades marroquíes no tuvieron conocimiento de su entierro.

El Frente Polisario habla de “estado de preguerra”

Siete periodistas españoles no han podido viajar a El Aaiún

Un saharaui muere a tiros cerca del campamento de El Aaiún

Las autoridades marroquíes alarmadas ante la mayor protesta saharaui

El Frente Polisario ha denunciado que el cadáver del niño “ha sido secuestrado y enterrado en la noche, sin que su familia haya podido estar presente y sin que hayan dado su consentimiento, impidiendo que su madre pueda ver, por última vez, el rostro de su hijo”. Según la versión de lo familiares, la Policía marroquí sólo les informó verbalmente de que el cadáver del niño fallecido ya había sido enterrado, por lo que estos no pudieron velar el cuerpo en la intimidad ni dieron su consentimiento para el entierro. El Frente Polisario asegura que de esta manera “Marruecos pretende evitar un entierro multitudinario que pueda provocarle otras manifestaciones de saharauis”. Sin embargo, el presidente de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Abdelaliz, declaraba ayer el día de duelo nacional en todos los territorios bajo el control del Frente Polisario y en todas sus representaciones en el mundo, por lo que el hecho ha trascendido a pesar del supuesto encubrimiento marroquí. Los saharauis mantienen la versión de que la pasada noche del domingo las autoridades marroquíes dispararon de forma indiscriminada contra un vehículo que transportaba agua y alimentos al campamento de protesta a unos kilómetros de El Aaiun, y que el niño fue víctima de este tiroteo.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.