El brote de salmonella fue traído desde el exterior

El análisis de la comida de la guardería revela que ésta no contenía bacterias.

La guardería pública de Arguineguín, en el municipio grancanario de Mogán, continúa cerrada desde que casi una veintena de personas -entre niños y cuidadores- se viera afectada por un brote de salmonella que, según demuestran los últimos análisis realizados a la comida del centro, no tiene su origen en el mismo sino que fue traído desde el exterior.

«Todos sus ingredientes fueron cocinados, lo que elimina la posibilidad de albergar bacterias, por lo que se desprende que su contaminación pudo deberse a su posterior manipulación», asegura este informe de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias. De todos los alimentos analizados solo presentaba contaminación uno de ellos que, precisamente, no fue consumido por los menores afectados, de lo que se deduce que la bacteria provenía del exterior.

En cualquier caso, la guardería permanecerá cerrada durante los próximos días mientras se procede a su desinfección.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.