El Barcelona vuelve a su estado de gracia

Cesc Fábregas y MessiDuhan Bernhard

El Barça se impuso por 2-0 al Valencia y se enfrentará en la final de la Copa del Rey al Athletic.

No fue un partido fácil para los de Guardiola a pesar de jugar con uno más tras la expulsión del valencianista Feghouli. Fue un partido típico copero con un alto grado de agresividad por ambos conjuntos.

Al Barcelona le costó arrancar y poner en función su maquinaria de hacer fútbol, el Valencia plantó cara pero le faltó ambición y continuidad. Sin duda el conjunto de Unai Emery tuvo su momento en los primeros compases del encuentro pero fue incapaz de aprovecharlo. Como viene siendo de costumbre, el Barcelona se hizo con el control del partido y pronto llegaba el primer tanto, un pase de 30 metros de Messi hablitó a Fábregas que no desaprovechó una mala salida del guardameta Diego Alves para marcar. A raíz del gol, el Barcelona tuvo varias ocasiones para sentenciar el pase a la final. El guardameta valencianista que había errado anteriormente, se lució para mantener vivo las aspiraciones de su equipo.

Unai Emery inició la segunda mitad con un cambio de posición de Jori Alba y Mathieu, los jugadores intercambiaron su posición en busca de soprender a su rival. El Valencia presionaba más arriba y empezaba a ocasionar serio peligro. Pinto salvó a los suyos en un uno contra uno ante Jordi Alba nada más comenzar el segundo tiempo. Y acto seguido, otro cabezazo de Aduriz. El guardameta evito el empate por parte de los visitantes. Pero la expulsión por doble amarilla de Feghouli y el golazo de Xavi sentenciaron el partido. El Barcelona y Athletic jugarán la final como ya hicieran hace tres temporadas. Es la cuarta final de Copa que disputa el Barcelona en los últimos cuatro años.

 

 

 

Duhan Bernhard

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.