El Barca pasa a semifinales

Fábregas y Albiol disputan un balónDuhan Bernhard

Los azulgranas sufrieron más de lo esperado ante un Real Madrid soberbio.

Ya lo comentaba Pep Guardiola en las vísperas del encuentro, no hay que infravalorar al Real Madrid que llegará muy motivado al Camp Nou con ganas de llevarse la victoria. Y así fue, esta vez Mourinho se dejó de experimentos y arriesgó con una táctica ofensiva en busca de lograr la remontaba que le daría el pase a la siguiente ronda de la Copa del Rey. Fue sin duda la mejor actuación de los blancos en los últimos Clásicos. Lamentablemente la suerte no estuvo de su parte y cayó eliminado.

El encuentro no pudo comenzar mejor para los visitantes, a los poco instantes de rodar el balón, un fallo de Piqué dejaba a Higuaín solo ante Pinto, el Camp Nou intuía que iba a ser el 0-1 pero el argentino disparó fuera. El Madrid no bajó la guardia y las ocasiones se sucedieron en el área blaugrana. Pinto salvó un buen disparo de Cristiano Ronaldo similar al del 1-0 en el Bernabéu. Minutos más tarde, el alemán Özil mandaba un disparo al larguero desde veinticinco metros. El guardameta azulgrana fue de nuevo protagonista a poco de llegarse a la media hora de juego, cuando regaló un balón con los pies a Higuaín que luego detuvo sin problemas. La nota negativa de la primera parte fue la lesión de Iniesta que fue sustituido por Pedro. Desde ese momento, el Barca empezó a despertar y con dos jugadas aisladas, encarrilaba la eliminatoria antes del descanso. El canario Pedro marcaba el primer tanto de la noche tras una sensacional jugada de Messi. Y en el descuento, Alves fulminó la portería de Casillas tras un centro de esquina. Los conjuntos se marchaban a los vestuarios con un resultado que parecía definitivo.

Pero tras el descanso, el Real Madrid sacó su orgullo y logró la igualada. Cristiano Ronaldo marcaba el primero de los blancos tras una gran asistencia de Özil para sortear a Pinto. José Mourinho agotó sus cambios dando entrada a Granero, Callejón y Benzema por Lass, Kaká e Higuaín. El francés no desaprovechó su oportunidad y marcó un golazo tras hacerle un sombrero a Puyol para luego batir a Pinto. El Barcelona también perdería a Alexis, que se lesionó el hombro tras un choque con Pepe. El Madrid siguió empujando en busca de lograr el tanto que le daría la victoria y el pase a la siguiente ronda. A pesar de jugar con 10 hombres tras la expulsión de Sergio Ramos, tuvo al Barcelona contra las cuerdas y puso emoción al encuentro hasta el pitido final del árbitro.

 

 

Duhan Bernhard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.