El baile de las ortigas

El baile de las ortigas

El baile de las ortigas

En un mundo dominado por las comunicaciones, quien tiene acceso a la información tiene el poder

El mundo se puede controlar desde la pantalla de un ordenador. Hacen falta datos, información, cifras, nombres… Pero al fin y al cabo todo está ahí. Todo es manipulable y mucho más accesible de lo que nos imaginamos. El baile de las ortigas presenta la hipótesis de un mundo en el que el dominio de los contenidos es el dominio de la humanidad.

Un arriesgado relato desde el punto de vista de dos generaciones en el que el escritor José Ramón Villaverde García revisita el argumento de una de las principales tragedias de Shakespeare, El rey Lear, para hablar de la lucha, de la venganza y del poder.

La fortaleza femenina y la maldad en El baile de las ortigas

Dentro del género de la novela negra y el suspense, Villaverde García abre un espacio para la reflexión en El baile de las ortigas introduciendo unos personajes que son mucho más complejos de lo que aparentan ser.

El lector se verá obligado a acompañarlos en esa evolución bien orquestada, como un baile, como una coreografía que en la que los bailarines llevan el ritmo pero no escapan a la maldad que se oculta muchas veces donde uno menos se lo espera. Hasta las plantas aparentemente inocuas e inocentes pueden causar mucho daño.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.