El Ayuntamiento de Santa Cruz tiene grandes deudores

La refinería y la Autoridad Portuaria deben casi seis millones de euros en concepto de impuestos atrasados.

En el ejercicio 2008 y 2009 tanto la refinería como la Autoridad Portuaria se quedaron a deber el Impuesto sobre Bienes e Inmuebles (IBI) al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. La deuda de la primera es de 2,7 millones de euros, mientras que la de la segunda también asciende a los casi tres millones de euros. De esta manera, la refinería y la Autoridad Portuaria se convierten en los dos grandes morosos de Santa Cruz.

El impago del IBI durante los mismos ejercicios no es un hecho casual, sino que se debe al cambio de tipo impositivo que se produjo en 2007, año en el que el Ayuntamiento de Santa Cruz decidió elevar este tipo a su máximo. Apenas un año después, el Gobierno central haría exactamente lo mismo, y esto terminaría provocando que las grandes industrias se vieran obligadas a duplicar su carga impositiva.

Tanto Puertos de Tenerife como Cepsa, la empresa encargada de la refinería, han presentado reclamaciones y se mantienen abiertos sus contenciosos ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.