El Arte del cómic

El estudio de la Historia del Arte ya no se ciñe a las clásicas asignaturas de Pintura, Escultura y Arquitectura. Desde hace mucho tiempo comparte importancia con estas tres materias clásicas la Música. Y desde unos años a esta parte se han introducido en el mundo académico también el Cine, y últimamente, el Cómic, además de la Museografía, entre otras nuevas áreas de conocimiento.

Desde luego, el Cómic en nuestro país, no tiene aún el arraigo que hay en otras naciones europeas como Bélgica y Francia, o en EE.UU. o en Japón (el Manga), pero cada vez más se aproxima a ellos. Ya es bastante frecuente encontrar en casi todas las librerías y en los centros comerciales, apartados dedicados exclusivamente al Cómic.

Dentro de las diferentes especialidades, es el Cómic adulto, y dentro de él la Novela Gráfica la que en España adquiere cada vez más protagonismo.

El año 2013 obtuvo el Premio Nacional de Cómic, el autor coruñés Miguelanxo Prado con Ardalén. Además, esta obra ha obtenido el Premio del Salón del Cómic de Barcelona y de la Asociación de Librerías especializadas. Prado es un autor muy conocido en este ámbito y ya se dio a conocer a nivel europeo a principios de los años 90 del siglo XX, con La Triza, que obtuvo reconocimientos en Francia (Angoulême) y en España (Barcelona). Y la nominación a los Premios Eisner al mejor pintor. Publica en revistas del género como 1984, Creepy y Comix Internacional entre otras. Además ha colaborado con Steven Spielberg en la serie Men in Black”

El propio Prado ha manifestado sobre su obra Ardalén: “Es una historia en torno a la memoria personal. La memoria como esencia de nuestra existencia, de la percepción de nuestra propia vida. Puede sonar filosófico pero, al final, se trata de un puñado de seres humanos que se ayudan y se hacen daño unos a otros, algunos llegan a quererse y se aferran a sus recuerdos para intentar evitar el naufragio”.

La obra tiene dos importantes personajes: Celia, que quiere rememorar la memoria de su abuelo que emigró a América (Cuba) y Fidel, anciano algo desmemoriado, que también había estado en su juventud en la Perla de las Antillas. Todo ello en un pequeño pueblo gallego, rodeados de gente del lugar, que desconfía desde el primer momento que la presencia de Celia sea sólo por motivos de afección familiar.

Ardalén según la Real Academia de la Lengua es un viento ábrego que sopla desde el mar hasta la tierra, procedente del suroeste, en las costas atlánticas europeas. Se trata de un viento húmedo que llega a portar muchos kilómetros tierra adentro olores a sal y a yodo. Según las creencias populares, el ardalén se origina en las costas americanas, atraviesa el Océano Atlántico y llega al suroeste de Europa.

Memoria, desmemoria, recuerdos, aventuras, pensamientos, creencias, amistades, esperanzas, exilio, emigración, ansias, traiciones. Todo ello y mucho más se aprecian en este espléndido cómic de la hábil y experta mano y el pensamiento de uno de los grandes autores españoles. Se aprecia el trabajo minucioso –tres años y medio tardó Pardo en realizar , la perfección del dibujo no precisamente realista, y el trasunto de una Historia perfectamente real. En definitiva, lo que somos, lo que recordamos y lo que recuerdan de nosotros.

Miguelanxo Prado, y el Arte del Cómic.

 

Jesús Pedreira Calamita

Presidente de TuSantaCruz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.