El alcalde de El Tanque deja su cargo tras confirmarse su inhabilitación por prevaricación

alcalde de El Tanque

Román Martín

El TSJC ha desestimado el recurso contra la sentencia que le condena por prevaricación administrativa

Tras más de diez años de mandato, el alcalde del municipio del norte de Tenerife, Román Martín Cánaves, ha anunciado en su cuenta de Facebook que abandona su cargo.

El pasado viernes 2 de julio, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) confirmaba la sentencia de 12 años de inhabilitación especial para empleo o cargo público por ser autor de un delito continuado de prevaricación administrativa. La Justicia considera probado que Román Martín realizó hasta nueve contratos de forma irregular relacionados con la Residencia Geriátrica de El Tanque en 2015.

El alcalde de El Tanque se despide

Román Martín ha explicado en las redes sociales como trasladó al presidente del Cabildo de Tenerife y secretario general insular Pedro Martín, así como a la diputada Nira Fierra miembro de la ejecutiva regional, «que la organización local de El Tanque propondrá como candidata a la alcaldía a Esther Morales Sánchez, deseando alcanzar la mayoría suficiente del plenario y por tanto la primera mujer alcaldesa de la localidad».

«Salgo con la cabeza alta, con la misma humildad con la que entré y además con el inmenso honor de recibir el cariño de todos los vecinos allá por donde vaya, la apertura de la Residencia Geriátrica era un deber inexcusable que como alcalde socialista y vecino de este municipio no estaba dispuesto a tolerar siendo, además, conocedor de la necesidad que suponía para las personas mayores y dependientes de nuestro pueblo y además el estímulo laboral que supone este servicio llegando a generar 40 empleos directos anualmente», ha indicado el alcalde.

«En las próximas días se convocará oficialmente el pleno para la elección del primer edil, se formalizará mi renuncia y la toma de posesión del acta vacante, paralelamente presentaré el recurso de casación ante el Tribunal Supremo ante lo que sigo considerando una condena, que aunque legítima, me parece excesiva y desmesurada.», concluía Román Martín.

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.