El alcalde de Agüimes imputado por prevaricación

Antonio Morales ha declarado que la Policía Local lo acosa para cobrar más.

La denuncia arranca a raíz de que en 2008 el alcalde del municipio grancanario de Agüimes, Antonio Morales, firmara un acta para levantar 24 multas de aparcamiento que la Policía Local puso a varios componentes de la murga Los Serenquenquenes. Al menos eso es lo que hacen constar los 25 agentes de policía que presentaron esta denuncia y que han obligado a Morales a declarar ante la juez como imputado por un presunto delito de prevaricación.

En su defensa, el alcalde de la Villa de Agüimes ha argumentado que él no quitó ninguna multa y que únicamente se limitó a firmar el archivo de las 24 multas después de que los servicios jurídicos municipales dictaran la improcedencia de las mismas.

Morales insiste en que esta denuncia no es más que otra maniobra de “persecución” por parte de la Policía Local, “que lleva casi tres años en una permanente política de acoso al grupo de gobierno y al alcalde” que únicamente tienen como objetivo imponer una subida de sueldo “con unas condiciones leoninas” que, según el alcalde, pondrían en peligro el funcionamiento del Ayuntamiento.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.