El ADN encontrado en una uña de Isabel Canino no es de Salvador Morales

La autopsia definitiva del cadáver de la joven ha abierto una nueva vía de investigación ya que se ha descubierto que el caso de Isabel no es un crimen de violencia de género y que el ADN encontrado en una de sus uñas no pertenece al principal acusado.


Salvador Morales lleva en la cárcel desde el pasado 31 de mayo como principal acusado por el asesinato de la que fuera su pareja sentimental, Isabel Canino. Desde el principio, salvador había declarado que sí escondió el cuerpo de la joven pero que no fue su asesino. Las pruebas obtenidas durante la última autopsia al cadáver parecen confirmar estas declaraciones ya que, por un lado, se ha hecho público que no hubo estrangulamiento con bridas ni ensañamiento con el cuerpo, y por otro, que las muestras de ADN obtenidas de una de las uñas de la víctima pertenecen a un varón pero no se corresponden con el ADN de Salvador Morales. El abogado de la familia Canino, José Manuel Nierderleytner, insiste en el Morales es culpable en la medida en la que escondió el cuerpo de Isabel, y que ahora habrá que encontrar a las otras personas implicadas en el crimen. Mientras tanto, Salvador cumple prisión preventiva en la cárcel del Salto del Negro, en Las Palmas.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *