El 15-M no secundará la marcha ‘antipapa’

El movimiento no consigue aprobar por unanimidad esta propuesta y concluye en que “cada indignado haga lo que considere oportuno” a título individual.

El movimiento 15-M se ha desvinculado de la convocatoria de esta movilización que lleva como lema “De mis impuesto, al Papa cero” y que coincide con la visita de Benedicto XVI a Madrid con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud.

Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo unánime sobre las actuaciones que deberían llevarse a cabo, el movimiento ha sido concluyente al dejar la marcha ‘antipapa’ en manos de la libertad individual.

Una parte minoritaria de los indignados concentrados en Sol para debatir en asamblea este asunto ha declarado que su vinculación al 15-M “es por justicia, no por demagogia”, por lo que este enfrentamiento al Papa con carteles que lo tachan de nazi o de pederasta no tiene justificación.

La concentración convocada frente a las puertas del Obispado de Madrid el día 16 de agosto sí ha sido aprobada por el movimiento, pero no ha habido consenso a la hora de organizar la marcha ‘antipapa’ -que presumiblemente irá de la plaza Tirso de Molina a Sol y de vuelta al punto de partida- por lo que se apela a la libertad individual para respaldar esta protesta a título personal, pero no vinculándose con el 15-M.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.