Educación establece que repetir curso sea una excepción

alumnado canario

Colegio

La Consejería también da instrucciones para que el alumnado canario progrese de curso con materias suspendidas

ANPE Canarias advierte de que limitar la repetición de curso del alumnado no mejora la calidad de la enseñanza. El sindicato con más representación en la enseñanza pública no universitaria del Archipiélago asegura que esta medida pone en cuestión la cultura del esfuerzo y recuerda que para el progreso del sistema educativo es necesario dotar a los centros de más recursos humanos y materiales.

La organización sindical ha hecho estas consideraciones después de que la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes haya publicado una resolución en la que establece una serie de instrucciones referidas a la evaluación, promoción y titulación del alumnado de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato. Estas instrucciones, además de flexibilizar que el alumnado progrese de curso con materias suspendidas, también determinan que la repetición deberá tener un carácter excepcional.

El alumnado canario no tendrá una mejor educación

El sindicato considera que medidas de este tipo no supondrán una mejora de la educación y que la única forma de que Canarias cuente con un sistema educativo público de más calidad es incrementar los medios y reducir las ratios alumno profesor en el aula. “No creemos que reducir a la mínima expresión las repeticiones del alumnado, para así aumentar la tasa de titulación, signifique que vayamos a tener una mejor educación”, señala Pedro Crespo, presidente de ANPE Canarias.

Los datos, explica la organización sindical, demuestran que la repetición sigue una tendencia a la baja en España en los últimos años, por lo que, a su juicio, sería más oportuno no alterar el nivel de exigencia e introducir las medidas oportunas para que siga avanzando en esta línea y a un ritmo más veloz.

En este sentido, la organización recuerda, por ejemplo, que ya el propio Consejo Escolar de Canarias, en su Informe sobre la realidad educativa de Canarias 2020, propone a la Administración Educativa “mejorar las actuales ratios, manteniendo el número de centros a pesar del descenso de la natalidad, de forma que se pueda establecer una ratio de alumnos o alumnas de menos de 15 para Infantil y de 22 para Primaria”. Igualmente, señala que se debe “reducir, en general, las ratios de alumnos y alumnas por aula en la ESO y Bachillerato, y en especial, en las zonas metropolitanas”.

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.