CC comprará un edificio vinculado al empresario Antonio Plasencia

empresario Antonio Plasencia

Edificio propiedad del empresario Antonio Plasencia

Sí se puede pide que se abra una investigación en relación a la adquisición de un edificio de 13 plantas en Cabo Llanos por valor de 30 millones de euros

Hace apenas unos días se aprobaba la adquisición por parte del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), dependiente del Cabildo de Tenerife, de un inmueble en la capital tinerfeña. Según informa la formación política Sí se puede, dicho edificio está vinculado al empresario Antonio Plasencia, responsable del daño ecológico causado en los barrancos del Valle de Güímar por la extracción ilegal de áridos, por la que debe pagar una sanción de 66 millones de euros.

Los ecosocialistas afirman que CC quiere ayudar al empresario Antonio Plasencia a financiar la multa que tiene pendiente

La iniciativa de adquirir este inmueble en Santa Cruz de Tenerife resulta dudosa para Sí se puede. Es una gran inversión por parte del Cabildo insular y del Gobierno de Canarias que CC ha justificado con la intención de dar alojamiento provisional a las personas ingresadas en el hospital Febles Campos durante los dos años que tardará en ejecutarse el Febles Campos II.

Asimismo, se refiere a una segunda compra, en este caso, de un solar anexo al hospital de La Candelaria, a costa de los presupuestos de la Consejería de Sanidad, por un valor de 5,5 millones de euros para la ampliación del centro sanitario y para aparcamientos subterráneos. En total, son casi 30 millones de euros destinados a la compra de propiedades vinculadas con el polémico empresario Antonio Plasencia, que ya tiene una importante deuda con el municipio.

Por otro lado, la portavoz de la Coordinadora insular de Sí se puede en Tenerife, Annabel Espinosa, ha resalatado que “Es curioso ver cómo para el caso del aparcamiento no se ha aplicado el PGO vigente, que reconoce ese espacio como sistema general, y cuya adquisición, por tanto, debe hacerse mediante expropiación, mientras que para el edificio de Cabo Llanos sí lo tuvieron en cuenta y se va a invertir una gran cantidad de dinero público cuando el uso sociosanitario no estaría admitido desde el momento que adquiera firmeza la sentencia que anula el PGO”. En opinión de Espinosa, “casualmente, se ha optado por el criterio que más beneficia los intereses de Plasencia”.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *