Economía y Democracia

José Manuel Adán

El desprecio de los políticos a la palabra dada es un asunto grave que trasciende a la calidad de la democracia que tenemos.

 

 

No es posible tener una democracia asentada y avanzada si los políticos nos enseñan baratijas una y otra vez y las cambian por el oro de los votos. Y si no avanzamos en la exigencia del cumplimiento de los políticos a sus promesas nunca saldremos de una pseudo democracia, será impensable el poder discutir temas más importantes que nos atañen a todos como la forma del estado, la lengua común, la independencia de poderes, etc. si no exigimos que no nos traten como a un rebaño. Deseo que no sea una estrategia política para poder entretenernos con asuntos menores. Como siempre la sociedad civil es la que falta en la contestación al gobernante al elegirse a los políticos en una ristra de nombres y representar solo teóricamente a los ciudadanos.

El recién nombrado Presidente del Gobierno, había anunciado su oposición total  a la subida de impuestos por su lastre para la reactivación económica considerando la vía de la reducción del gasto como la más apropiada para la reactivación de la economía  y para la reducción del déficit presupuestario estimado en esos momentos en un 7,3%. El déficit de 2011 no se podrá conocer hasta primeros de Marzo de 2012 por lo que la subida en la estimación del déficit  en más de un 8% ha deshecho de un plumazo toda la base del programa electoral de carácter liberal por uno socialdemócrata (¿a la andaluza?). Este hecho, independientemente de su imperativa necesidad por las razones que sean, debiera haber sido explicado por el Presidente, al ser un cambio de rumbo importante y que los votantes no conocían. Sin embargo, la sola explicación dada no por el Presidente ha sido” nos hemos encontrado un déficit superior al previsto”, pobre argumento, en mi opinión de escasa credibilidad.

La publicación del R.D. Ley 20/2011 de 30 de Diciembre  de “medidas urgentes  en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público” comporta medidas de prórroga de los presupuestos, incrementos de ingresos y reducción de gastos.

La prórroga singular de algunos créditos presupuestos supone fundamentalmente  la congelación del sueldo de los funcionarios, sin embargo  se permite la subida, o actualización según la terminología del gobierno, de las pensiones en un 1%.

Desde el punto de vista económico y en relación con los ingresos, lo más significante, la subida del IRPF hasta el 52%  mediante un gravamen complementario a la cuota integra estatal,  sitúa  a España en los lugares de cabeza de la UE (la media es del 37%) y supone un verdadero mazazo a la clase media de nuestro país y debilitará el consumo  y el ahorro. El incremento es temporal para los ejercicios 2012 y 2013. La subida estimada en  4.111 millones de euros (Me) será  repartida entre Estado y CC. AA.  Además la subida de la   tributación sobre el ahorro hasta el 27%, será motivo de búsqueda de otros paraísos fiscales. En cuanto, impuesto municipal el IBI, que ya se había incrementado en los últimos tiempos en un100 por 100 frenando la actividad inmobiliaria,  se estima que la recaudación por el incremento en   918  Me, dará un respiro  a los Municipios pero castigará aún más a la clase media.  El incremento se produce en los periodos impositivos que se inicien en los años 2012 y 2013.

La deducción fiscal por vivienda,  15 % (el 7,5%  del tramo estatal y otro 7,5 % del tramo autonómico transferido), sin embargo, viene a ser una buena noticia. La deducción independientemente del nivel de renta, supone una desgravación máxima de 1.356 euros.

La subida de las pensiones en un 1%, producirá un incremento medio de 25 euros mensuales  en las pensiones más altas (2.522, 89 euros mensuales  en 2012  frente a 2.497,91euros mensuales  en 2011) y de cinco euros mensuales en las más bajas, incremento absurdo  que solo tiene importancia política y que en estas condiciones  podría haberse evitado ya que su coste total supone 1.382,6 Me y que además se anula en algunos casos por el incremento del IRPF., sin olvidar que la Seguridad Social  ya ha comenzado a ser deficitaria.

En cuanto al gasto, su reducción se ha cifrado en 8.914 Me y su incidencia mayor ha sido en los ministerios inversores Fomento (1612 Me) e  Industria Energía y Turismo (1.091Me), aún cuando también  han sido importantes las reducciones en Economía y Competitividad (1.083Me)  y Asuntos Exteriores y Cooperación (1.016Me).

Como vemos, por ahora cero en reactivación económica, habrá que esperar a ver la reforma completa junto a la laboral y a la financiera, debido a la infinidad de posibilidades que existen para reducir el gasto, además de la financiación a partidos y sindicatos que debiera realizarse solo con sus cuotas, y el recorte en las subvenciones así  como la reducción de los gastos de las CC. AA causantes del desequilibrio prolongado del déficit publico por lo que en ellas habrá que  tomar medidas mediante la   reducción drástica de organismos paralelos,  eliminación de competencias que no le corresponden (como la Exterior, sin embargo los gobiernos autonómicos disponen de 200 oficinas en el extranjero: Cataluña  48, Valencia 23, Andalucía 22..), eliminación de policías  que obstruyen la coordinación policial, cuando la Nacional y la Guardia Civil son suficientes, privatización y supresión de televisiones públicas, supresión de empresas públicas, etc.

Se  ha pedido un gran esfuerzo a la clase media no culpable del despilfarro de las Administraciones Públicas,  Esperemos a las próximas sesiones del espectáculo para examinar la reducción del gasto, espero que esta vez sí recaiga en los verdaderos culpables, principalmente en las CC. AA. Mientras, no nos engañen más, de verdad que no  nos lo merecemos. Gracias anticipadas.


José Manuel Adán

Economista e Inspector de Finanzas del Estado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.