Duelo con un OVNI

Desaparición Frederick Valentich“¡Está sobrevolando, pero no es un avión!”.

La desaparición del piloto australiano Frederick Valentich es uno de los casos de ufología mejor documentados ya que hasta el último momento el piloto mantuvo contacto con los controladores aéreos. Pero en un momento dado del reporte de su situación, la conexión se perdió definitivamente. Nunca más se supo de Valentich.

Todo sucedió el 21 de octubre de 1978, cuando el joven realizaba un vuelo en la avioneta ‘Delta Sierra Juliet’ por el estrecho de Bass. Un objeto volador no identificado irrumpió de repente en el cielo, invadiendo intermitentemente la trayectoria de Valentich. El piloto se puso rápidamente en contacto con la Unidad de Servicio de Melbourne. La conversación entre Valentich y los controladores fue grabada y finalmente recogida en el informe que se elaboró tras la desaparición del piloto. Ésta es la transcripción de lo sucedido según el informe de la investigación del ‘accidente aéreo’, si bien nunca se encontró ni la avioneta de Valentich ni su cadáver.

(Transcripción de la conversación)

19.06’14″
DSJ: Melbourne, aquí Delta Sierra Juliet. ¿Hay tráfico conocido por debajo de los 1.520 m?
FS: Delta Sierra Juliet, no hay tráfico conocido.
DSJ: Delta Sierra Juliet, parece que hay un avión enorme por debajo de los 1.520 m.

19.06’44″
FS: Delta Sierra Juliet. ¿Qué tipo de avión?
DSJ: Delta Sierra Juliet. No puedo asegurarlo, es muy brillante.. me recuerda a las luces de aterrizaje.

19.07’00″
FS: Delta Sierra Juliet.

19.07’31″
DSJ: Melbourne, aquí Delta Sierra Juliet. El avión acaba de pasar por encima de mí unos 304 m más arriba.
FS: Delta Sierra Juliet, ¿de verdad es un avión tan grande?
DSJ: Mmm…, no puedo asegurarlo por la velocidad a la que vuela. ¿Hay alguna actividad de las Fuerzas Aéreas en la zona?
FS: Delta Sierra Juliet, no hay actividad conocida en el área.

19.08′ 18″
DSJ: Melbourne, ahora se está aproximando desde el este hacia mí.
FS: Delta Sierra Juliet.

19.08’41″
[micrófono abierto durante dos segundos]

19.08’48″
DSJ: Delta Sierra Juliet. Parece que está jugando, pasó volando sobre mí, dos, tres veces, a una velocidad que no pude determinar.

19.09’00″
FS: Delta Sierra Juliet, ¿cuál es su nivel actual?
DSJ: Mi nivel es cuatro mil quinientos, cuatro cinco cero cero.
FS: Delta Sierra Juliet, ¿nos confirma que no puede identificar el aparato?
DSJ: Afirmativo.
FS: Delta Sierra Juliet, entendido.

19.09’27″
DSJ: Melbourne, Delta Sierra Juliet, no es un avión, es [micrófono abierto durante dos segundos].

19.09’42″
FS: Delta Sierra Juliet, ¿puede describir al avión?
DSJ: Delta Sierra Juliet, cuando pasa volando veo que es muy largo [micrófono abierto durante tres segundos] no puedo identificarlo más debido a la velocidad [micrófono abierto durante tres segundos]. Está delante de mí en este momento Melbourne.

19.10’00″
FS: Delta Sierra Juliet, entendido, y ¿cómo sería de grande el objeto?

19.10′ 19″
DSJ: Delta Sierra Juliet, Melbourne, parece que permanece estacionario. En este momento estoy describiendo una órbita y él hace lo mismo encima de mí. Tiene una luz verde y parece metálico. Es muy brillante.
FS: Delta Sierra Juliet.

19.10’46″
DSJ: Delta Sierra Juliet [micrófono abierto durante cinco segundos]. Ha desaparecido.
FS: Delta Sierra Juliet.

19.11’00″
DSJ: Melbourne, ¿saben qué tipo de avión es? ¿Es un avión militar?
FS: Delta Sierra Juliet, confirme si el avión se ha ido.
DSJ: Repítalo.
FS: Delta Sierra Juliet, ¿el avión todavía está con usted?
DSJ: Delta Sierra Juliet, está [micrófono abierto durante dos segundos] ahora se aproxima desde el sudoeste.
FS: Delta Sierra Juliet.

19.11’50″
DSJ: Delta Sierra Juliet, parece que el motor no responde. Marca veintitrés, veinticuatro y está fallando
FS: Delta Sierra Juliet, entendido, ¿cuáles son sus intenciones?
FS: Mi intención es ir a King Island. Ese extraño avión sigue volando encima de mí [micrófono abierto durante dos segundos]. Está sobrevolando pero no es un avión.
FS: Delta Sierra Juliet.
DS: Delta Sierra Juliet, Melbourne [micrófono abierto durante diecisiete segundos].

 

Se oyó un fuerte ruido justo en el momento en el que se interrumpía la comunicación con Valentich. Durante los tres días que siguieron a la extraña desaparición se realizó una búsqueda intensiva del piloto y su avioneta, pero no se encontró ni rastro de ninguno de los dos. Años después, al final del citado informe con fecha del 27 de abril de 1982, únicamente se anotó que las causas de la desaparición no habían podido ser determinadas y el caso se dio por cerrado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *