Dos menores llevan a su abuelo al banquillo por presuntos abusos sexuales

Los supuestos abusos se producían en el domicilio de la madre de manera frecuente cuando esta se ausentaba para trabajar.

La Fiscalía solicita una condena de 20 años de prisión para el anciano que presuntamente habría estado cometiendo un delito de agresión sexual con sus dos nietas. Las niñas, que ahora tienen 13 y 14 años respectivamente, han declarado que su abuelo les tocaba los pechos y los genitales y “se bajaba la bragueta para que le tocaran” aprovechando que la madre de las niñas se encontraba fuera del domicilio, trabajando. Los supuestos abusos se habrían producido de forma continuada cuando las niñas tenían alrededor de 10 años y, aunque aseguran que nunca se produjo penetración, han declarado que si hubo felaciones y que en algunos casos el abuelo incluso les pagaba 10 o 5 euros por hacerlo. El acusado había sido denunciado anteriormente por una prima de las niñas que ahora tiene 28 años y que en su momento declaró que le habían sucedido cosas parecidas. La madre de las dos niñas se enteró a través de ésta de lo que al parecer estaba sucediendo cuando se ausentaba de casa. La defensa del acusado considera que la versión de la madre no es creíble porque si tenía conocimiento de lo que había ocurrido años antes con su sobrina, no habría dejado solas a sus hijas con el abuelo y defiende la versión de que su cliente es inocente y de que las denuncias únicamente persiguen el objetivo de quedarse con la casa del anciano, vecino del municipio tinerfeño de Granadilla de Abona.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.