Entra en marcha el dispositivo especial de la DGT

dispositivo especial de la DGT

Control de la Guardia Civil

Se prevén 90 millones de desplazamientos de largo recorrido durante los meses de julio y agosto, 1,5 millones más de los que se produjeron el verano pasado

El dispositivo especial de la DGT ha entrado en marcha hoy con el objetivo de establecer un mayor control sobre el tráfico durante los meses de verano. Tal como anunciaban en rueda de prensa el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska, la subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea y el director general de Tráfico, Pere Navarro, entre otras autoridades, este dispositivo especial de la DGT supone la incorporación de 300 guardias civiles más en las carreteras y 20 nuevos radares para el control de la velocidad.

Con el dispositivo especial de la DGT se incrementarán los controles de alcoholemia

Desde la DGT se ha tenido muy en cuenta que durante los meses de verano el comportamiento en carretera cambia. Por un lado, aumenta el número de desplazamientos de largo recorrido, tanto en los días laborales como, sobre todo, en fines de semana. Además, se incrementa la intensidad de circulación los fines de semana y días festivos en todas las carreteras que unen los grandes núcleos urbanos con las principales zonas turísticas de costa-playa y zonas de segunda residencia, en trayectos de largo recorrido. Por el contrario, se reduce la conflictividad en los accesos a los grandes núcleos urbanos durante las horas punta de los días laborales en la entrada y salida a los lugares de trabajo.

Con todo, lo que más preocupa a las autoridades no es el comportamiento del tráfico sino el de los conductores. Utilizar el móvil al volante, no llevar puesto el cinturón de seguridad, no respetar los límites de velocidad, hacer adelantamientos arriesgados (sobre todo en carreteras nacionales) o no realizar las paradas oportunas para descansar son algunos de los más frecuentes.

También es habitual el consumo de alcohol sin que ello suponga una limitación para la conducción. La DGT advierte de las catastróficas consecuencias de esta combinación y hará lo posible por limitarlas aumentando los controles de alcoholemia en carretera.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.