Disminuye la lista de espera en intervenciones quirúrgicas pero aumenta la de pacientes sin diagnosticar

pacientes sin diagnosticar

Teresa Cruz, Consejera de Sanidad

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias (ADSPC) critica la gestión poco transparente con respecto a las listas de espera en el archipiélago

Según los datos obtenidos del último corte de las listas de espera que corresponde a la gestión del equipo de Baltar, la referencia del Informe 2019 de los Servicios Sanitarios de las CC.AA. y la información sobre la conformación del nuevo equipo directivo de la Consejería de Sanidad y del SCS, la ADSPC confirma una disminución en las listas de espera en lo que a intervenciones quirúrgicas se refiere en detrimento de los pacientes que aún siguen sin diagnosticar.

En opinión de la Asociación se trata de datos que ponen en tela de juicio la gestión de la Consejería ya que el incremento en el número de pacientes que esperan aún por una consulta con el especialista o por una prueba diagnóstica no dice nada positivo de la situación actual de la sanidad pública en Canarias.

En el archipiélago hay todavía 6.000 pacientes sin diagnosticar que están en lista de espera para hacerse las pruebas necesarias

Estos son los datos de listas de espera que maneja la Asociación para la defensa de la Sanidad Pública de Canarias: casi 25.000 personas están en espera de una intervención quirúrgica, cerca de 130.000 esperan una consulta del especialista y unos 6.000 pacientes sin diagnosticar que siguen a la espera de la prueba correspondiente.

La Asociación resume la situación en tres puntos que deberían ser tenidos en consideración para ponerle solución a esta circunstancia de manera urgente.

  1. Se trata de cifras escalofriantes que no son de recibo para la ciudadanía.
  2. Con amaños, de todos conocidos, se puede conseguir que bajen algo las listas quirúrgicas, pero el hecho de que las listas de consultas y de pruebas diagnósticas hayan subido se traduce en pacientes que no han sido diagnosticados y a los que no se les ha prescrito tratamiento, hechos gravísimos que además han evitado que muchos fueran incluidos en las listas quirúrgicas.
  3. Por otro lado, a las demoras inaceptables en los tres apartados citados hay que añadir las que ya se están dando en Atención Primaria.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *