‘Días de vinilo’

‘Días de vinilo’

¿Cómo te ves dentro de diez años?

Tal vez hayas alcanzado el éxito en tu carrera musical, o estés recorriendo el mundo en un viaje repleto de aventuras, o no sepas qué hacer con todo el dinero que te han dado la fama y el talento… O tal vez lleves una vida tranquila que más o menos se ajusta a lo que hace el resto de tu generación, porque si todos fueran ‘el elegido’, qué sentido tendrían los sueños.

Eso es más o menos lo que le sucede a este ‘variado’ grupo de amigos en Días de vinilo. Lo de ‘variado’ lo entenderán cuando vean la película, a la que no le faltan golpes de guión muy efectivos. Es esto, el guión, lo que convierte una historia corriente en algo más que puro entretenimiento.

Gabriel Nesci escribe y dirige esta comedia que curiosamente trata el drama de cuatro amigos que parecen descubrir de repente que se han convertido en adultos. Facundo, Marcelo, Damián y Luciano son cuatro personajes totalmente diferentes unidos por su pasión a la música y su deseo de crear, aún cuando la madurez les pisa los talones tratando de someterlos a la vida común muy distante de aquella que un día imaginaron.

Lo ‘grandioso’ de esta pequeña película es que hace un esfuerzo por mostrar que no hay nada de malo en haber seguido el sendero de las vidas ‘comunes’, porque cada historia, a su manera, es única e irrepetible y la banda sonora de lo cotidiano es una partitura a medio acabar en la que siempre puede aparecer una melodía que te sorprenda.

 

 

Celina Ranz Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.