El SCS pagará una multa por el retraso en el diagnóstico de un infarto

diagnóstico de un infarto

Centro de Salud de Adeje

La justicia establece una sanción de 40.000 euros en concepto de indemnización

Los hechos que obligan al Servicio Canario de Salud (SCS) al abono de una sanción de 40.000 euros se remontan a 2012, cuando el retraso en el diagnóstico de un infarto provocó una evolución de la enfermedad de la paciente. Tras haber soportado una intensa carga de manera injustificada, la afectada, que desde un primer momento presentaba síntomas de insuficiencia cardíaca, terminó sufriendo un infarto de miocardio.

El retraso en el diagnóstico de un infarto fue debido a una interpretación ‘deficiente’ del primer electrocardiograma

Según explican desde el Defensor del Paciente en una nota de prensa, en octubre de 2012 la afectada acudió al centro de Salud de Adeje (Tenerife) acompañada de dos trabajadores de su misma empresa. Allí le comunicó a los médicos que estaba padeciendo los mismos síntomas que había padecido su padre, por lo que se le realizó un primer electrocardiograma.

Con todo, la paciente fue enviada a su casa a pesar de su insistencia en que fuera derivada al cardiólogo porque no se encontraba bien. Tal como había previsto, los síntomas y el malestar se mantuvieron durante toda la noche, por lo que a las 6.00 horas del día siguiente la afectada acudió nuevamente al centro de salud donde sufrió una consecuencia cardíaca como consecuencia del retraso en el diagnóstico de un infarto.

La deficiente interpretación del facultativo que la atendió en un primer momento o la falta de pruebas complementarias para establecer un diagnóstico más acertado que revelara la existencia de esta lesión en su fase inicial, hicieron que la paciente terminara sufriendo un infarto.

Tras haberse comprobado todos estos hechos, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 6 de Las Palmas de Gran Canaria ha condenado al Servicio Canario de Salud a indemnizar con 40.000 euros a la afectada por los daños morales y perjuicios sufridos en este incidente.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.