El Ayuntamiento reclama a Sacyr 30 millones de euros

Sacyr

José Manuel Bermúdez en rueda de prensa

El dinero fue abonado indebidamente al no estar sustentado en ningún contrato o acuerdo

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife exigirá a la empresa Sacyr la devolución de 30 millones de euros a EMMASA. Es el dinero que se abonó en su momento por el uso de la red municipal de aguas, algo que no estaba contemplado en ninguno de los contratos suscritos con la empresa.

De este modo se pone punto final a un expediente que se abría en 2018 al registrarse un abono anual que no se correspondía con lo acordado entre EMMASA y Sacyr. En diciembre de 2005 esta recibió la adjudicación de la gestión del ciclo integral del agua en Santa Cruz de Tenerife por un período de 25 años a cambio del abono de 60 millones de euros.

Los pagos a Sacyr se dejaron de abonar de manera cautelar al detectar esta irregularidad

Fue el propio servicio administrativo quien en 2018 “le encarga a una auditora externa que revisara las cuentas de EMMASA, detectándose que existe un asiento contable por el que se abonaba 2,3 millones que no se correspondía con contrato ni acuerdo plenario alguno”, indicaba el concejal de Servicios Públicos, Guillermo Díaz Guerra. “En ese momento, al no satisfacer las explicaciones de la empresa, se decide de manera cautelar dejar de abonar esa cantidad y se inicia el expediente que culminó con el dictamen de ayer”, subrayaba durante su comparecencia en rueda de prensa.

Con posterioridad, el estudio de una empresa auditora alerta de la existencia de un crédito a favor de de Sacyr que repercutía de forma negativa en la cuenta de pérdidas y ganancias, en su resultado y en tesorería. No obstante, no existe soporte documental que justifique esta deuda: el reconocimiento por parte de EMMASA de una deuda en favor de Sacyr fue tomado “de manera unilateral” y sin sustento contractual.

Tras iniciarse el procedimiento de interpretación del contrato y después de que las alegaciones presentadas fueran desestimadas el pasado mes de septiembre, el 25 de enero llegaba al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife la respuesta definitiva que cierra este expediente y que obliga a la empresa concesionaria de las aguas municipales a la devolución de casi 30 millones de euros a EMMASA.

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.