Detienen a un joven en Tenerife por acoso sexual de menores a través de Internet

Amenazaba y coaccionaba a niñas para que se desnudaran y realizaran actos obscenos delante de la cámara del ordenador.

La Guardia Civil, en el marco de la  operación Susolokito, ha detenido a un joven de 22 años por delitos contra la libertad e indemnidad sexual, conocidos como delitos de ‘child grooming’ o acoso sexual de menores a través de Internet.

El detenido contactaba con niñas menores de edad -entre trece y quince años- a través de una conocida red social, las cuales eran amenazadas en conversaciones privadas, para que se desnudaran ante la web cam.

El detenido tenía su domicilio en Las Caletillas, dentro del municipio de Candelaria en Tenerife, donde se le intervino diverso material informático y está acusado de 23 delitos contra la libertad e indemnidad sexual así como coacciones, amenazas, corrupción de menores, pornografía infantil y descubrimiento y revelación de secretos.

Las investigaciones se iniciaron en Alicante, cuando se detectó que un varón abordaba a menores mediante el chat de una red social, utilizada principalmente por jóvenes. Hacía uso de diversas identidades e incluso llegaba a atribuirse la calidad de administrador de la misma, como Francisco Javier Chies, Pau Rubio o Cristian Ojos Azules.

Tras ser puesto a disposición judicial, la Juez de Guardia del Partido Judicial de la provincia de Santa Cruz de Tenerife decretó su ingreso inmediato en prisión.

Modus operandi

El detenido agregaba a las menores como amigas en la red social para comunicarles que otra persona disponía de fotos y videos comprometidos de ellas. Tras ello, las víctimas contactaban con dicho sujeto, que en realidad era el ahora detenido pero con otro sobrenombre, y las obligaba a exhibir partes íntimas de su cuerpo e incluso a realizar actos obscenos a cambio de no difundir por las redes sociales dichas fotos o videos.

Asimismo, las amenazaba con denunciarlas ante la Guardia Civil haciéndoles pensar que las supuestas fotografías y vídeos que tenía en su poder eran constitutivos de infracción penal. Por otro lado, también las amenazaba con agredirlas en el caso de que se negaran a acceder a sus pretensiones.

En la mayoría de los casos, las direcciones empleadas por el presunto responsable, según indicaciones de las perjudicadas fueron suso_lokito18@hotmail.com, clonespeces@hotmail.com, bikerposh@hotmail.com, seguidas de diversa numeración.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.