Detienen a 21 personas por distribución de pornografía infantil

Las operaciones se han llevado a cabo en 18 provincias, entre las que está Santa Cruz de Tenerife.

La Guardia Civil ha llevado a cabo tres operaciones contra la pornografía infantil en 18 provincias del territorio nacional, en las que se ha detenido a 21 personas y se ha imputado a otras 11 por delitos relacionados con la intimidad sexual, tenencia, intercambio y distribución de imágenes de contenido pornográfico con menores de edad. Los implicados descargaban y compartían material de este tipo a través de las redes de intercambio de archivos P2P.

En las operaciones Bajo Par, Habbo y Kidrock se han intervenido gran cantidad de archivos informáticos de contenido pedófilo y numeroso material informático como ordenadores, discos duros internos y externos, dispositivos de almacenamiento, microcámaras de video, cámaras, etc.

Las operaciones han sido desarrolladas en las provincias de Sevilla, Albacete, Valencia, Almería, Madrid, Granada, Málaga, Tarragona, Zaragoza, Vizcaya, Barcelona, Cádiz, Cantabria, Navarra, Santa Cruz de Tenerife, Murcia, Brugos, Castellón y Salamanca.

Operación Bajo Par

Han sido detenidas 14 personas e imputadas otras 9 por un presunto delito de tenencia, exhibición y distribución de material pedófilo a través de Internet.

La operación se inició en el mes de mayo del pasado año, a raíz de una denuncia presentada ante la Guardia Civil, en la que se exponía que al acceder a un programa de intercambio de ocho archivos a través de Internet se observó que en un archivo de vídeo se encontraban camuflados imágenes y fotografías de alto contenido pedófilo.

El Equipo de investigación especializado en Mujer-Menor -EMUME- de la Guardia Civil de Alicante, apoyado por el Equipo de Delitos Informáticos y Tecnológicos de la Guardia Civil -EDITE-, pusieron en marcha los dispositivos técnicos de búsqueda, localización e identificación de los autores y distribuidores de dichas imágenes, que fueron poniendo al descubierto una activa red de personas asentadas en distintas provincias españolas que accedían e intercambiaban este tipo de archivos.

Una vez localizados e identificados los presuntos pederastas, se estableció un dispositivo coordinado para la explotación simultánea de la operación en las 15 provincias Sevilla, Albacete, Valencia, Almería, Madrid, Granada, Málaga, Tarragona, Zaragoza, Vizcaya, Barcelona, Cádiz, Cantabria, Navarra y Santa Cruz de Tenerife.

Se han practicado un total de 23 registros domiciliarios interviniéndose 23 discos duros internos, 17 discos duros externos, 4 USB, 36 dvd/cd, 2 ordenadores portátiles, 2 ordenadores de sobremesa, una microcámara de vídeo, una cámara de fotografía digital y un notebook.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.