Derogado el despido por absentismo

Despido por absentismo

La empresa dispone de otras herramientas para ejecutar el despido por absentismo

Si el trabajador fue despedido antes del 20 de febrero de 2020 el asunto deberá resolverse en los tribunales

El despido por absentismo que el Tribunal Constitucional declaraba conforme a la ley siempre y cuando éste e hubiera producido de manera reiterada, aun teniendo justificación, ha sido derogado con fecha de 20 de febrero de 2020. Esta figura ya no podrá ser empleada por las empresas ni siquiera en las circunstancias citadas. Cabe recordar que, aunque no era una herramienta muy utilizada, a raíz de la declaración de constitucionalidad, este tipo de despidos se convirtió en algo más frecuente.

Las empresas pueden seguir utilizando el despido por absentismo en otros supuestos

Se considera ahora que el despido por absentismo vulnera algunas normas comunitarias y finalmente se ha establecido que quede derogado con fecha del 20 de febrero de 2020. No obstante, hay que subrayar que las empresas siguen disponiendo de esta herramienta de despido pero bajo otras condiciones:

  • Será despido disciplinario si las faltas son continuadas e injustificadas (artículo 54.2.a del Estatuto de los Trabajadores).
  • Si no quedan acreditadas las causas que justifiquen el cese de un empleado en situación de incapacidad temporal, el despido se considerará improcedente y se podrá ejecutar de igual modo pero asumiendo la indemnización de 33 días por año trabajado.
  • Si la incapacidad temporal se equipara a una discapacidad (por ejemplo, en una baja de larga duración que impide saber cuándo el trabajador podrá reincorporarse), el despido por absentismo podrá ser declarado nulo y la empresa tendría la obligación de readmitir al empleado.

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.