Condena a TRAGSA por el despido de una trabajadora embarazada

despido de una trabajadora embarazada

Equipo humano de TRAGSA

Había sido contratada hasta en tres ocasiones anteriores para desempeñar el mismo trabajo

El TSJC ha fallado a favor de la trabajadora embarazada que en la última campaña de prevención contra incendios en La Gomera fue rechazada por la empresa TRAGSA. Basándose en los hechos expuestos por la empleada, la justicia se ha basado en la nulidad del despido de una trabajadora embarazada para condenar a la empresa contratante por las irregularidades cometidas.

No existen motivos justificados para el despido de una trabajadora embarazada

Para acceder al puesto de empleo, la afectada se sometió al reconocimiento médico al que ya se había sometido en ocasiones anteriores para ocupar el mismo puesto de trabajo. Hasta en tres momentos antes había sido contratada por TRAGSA en la modalidad de Obras y Servicios determinadas para trabajar como emisorista comunicando los casos de conato de incendios en la isla de La Gomera.

En esta ocasión las pruebas médicas constataron que la trabajadora estaba encinta y la empresa determinó que no era apta para su puesto de empleo. La situación de ‘fija discontinua’ de la afectada ha servido para determinar que este despido a una trabajadora embarazada es un caso de discriminación, por lo que ha sido declarado nulo.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.