Denuncian el despido de dos controladores en Fuerteventura

dos controladores

Torre de control del aeropuerto de Fuerteventura

La USCA condena la represión contra los trabajadores que cumplen la normativa

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) denuncia el despido de dos trabajadores en la torre de control del aeropuerto de Fuerteventura “en represalia por su afiliación al sindicato” que representa a más del 90% de los controladores de tráfico aéreo en España.

Según explica el propio sindicato, uno de los dos controladores despedidos se había convertido el pasado verano en el primer delegado sindical de USCA en una de las 12 torres privatizadas en los últimos años. AENA adjudicó en septiembre de 2011 a FerroNats Air Traffic Services –UTE integrada por Ferrovial y NATS– y a Saerco el servicio de control de torre en 12 aeropuertos de la red de aeropuertos españoles.

Dos controladores despedidos

“FerroNats despidió hace unos meses a un controlador de la torre de Alicante, que se limitó a cumplir la normativa, tal y como ha sido reconocido en sede judicial, donde se ha declarado improcedente el despido”, recuerdan.

USCA lamenta además que Saerco “haya decidido seguir la misma política de represión contra los controladores de las torres privatizadas que se han afiliado a USCA y que están decididos a hacer cumplir la normativa”.

Amenazas y presiones por parte de las nuevas empresas

Desde el sindicato de controladores aéreos indican también que desde 2012 la empresa FerroNats gestiona la torres de control de A Coruña, Vigo, Sabadell, Cuatro Vientos, Valencia, Alicante, Ibiza, Sevilla y Jerez, mientras que Saerco se encarga de dirigir los centros de La Palma, Lanzarote y Fuerteventura

El sindicato denuncia “las advertencias y las presiones que ambos proveedores ejercen en las torres privatizadas para evitar que los trabajadores se afilien a USCA con reiteradas amenazas de pérdida del empleo”.

El nuevo convenio colectivo no convence a los controladores aéreos
Mentiras de charlatán, abuso de poder y aquelarre mediático

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.