Desestimada la demanda contra Chichon y la OFGC

Chichon

Karel Mark Chichon / Orquesta Filarmónica de Gran Canaria

La Justicia no considera probada la acusación por supuesto acoso laboral interpuesta por la directora de producción de la orquesta

Isabel Turienzo Fraile podrá recurrir la sentencia del magistrado Gumersindo Pedro Manso Abizanda que ha desestimado la demanda contra Chichon y la OFGC. Este considera que, con las pruebas presentadas por la demandante, no queda probado el supuesto acoso laboral al que esta se refería.

En palabras del propio magistrado, la sentencia establece que “Analizando los hechos probados hay que concluir que los comportamientos de la empresarial que son achacados por la trabajadora a una verdadera actividad de hostigamiento, son simplemente discrepancias en el modo de realizar el trabajo así como recriminaciones en relación a posibles errores, facultad que obviamente como director tiene atribuida el codemandado”.

El juez tampoco considera que exista una relación causal entre el supuesto acoso y la degradación de funciones de la demandante, “ya que desde el inicio está en la misma situación”. En este sentido, el magistrado subraya que el problema está en que Turienzo Fraile “no está conforme con el puesto de trabajo por el cual ha concursado”.

Asimismo, Manso Abianza subraya que, así como Chichon es “una persona rigurosa y exigente en relación al trabajo de sus subordinados”, las comunicaciones enviadas por email por este durante el presunto período de acoso laboral “son de una exquisitez ejemplar y todos relacionados con su trabajo de jefe de producción”.

En cualquier caso, la demandante dispone de un plazo de cinco días hábiles tras la notificación a las partes para presentar un recurso de suplicación. Turienzo había solicitado una indemnización de 100.000 por el supuesto acoso laboral, algo también desestimado por la sentencia.

Otra demanda contra Chichon pendiente de juicio

El juicio de la demanda contra Chichon y la Fundación OFGC, también por supuesto acoso laboral, presentada por Christian Roig Puig, se celebrará en marzo de 2022. El exgerente de la Fundación ampliaba su demanda inicial tras su cese, motivo por el que se produjo un segundo aplazamiento que ha retrasado este juicio hasta el próximo año.

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.