Las energías renovables reducen el coste de la desalación de agua

desalación de agua

Desaladora de Bocabarranco

Los combustibles fósiles duplican el precio de la producción de agua desalada con respecto al empleo de energías limpias

La desalación de agua unida al empleo de energías renovables ha sido uno de los principales temas abordados durante las jornadas ‘Acequia’ promovidas por el Cabildo y el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea. Durante este encuentro se destacó que desalar agua con energías renovables reduce el coste de producción casi la mitad, ya que el metro cúbico costaría 1,3 euros frente a los 2,13 euros que cuesta con combustibles fósiles. Así pues, este binomio es clave no sólo para disminuir el gasto sino también para dejar de emitir CO2 a la atmósfera e importar petróleo, minimizando el impacto del cambio climático.

La desalación de agua y el uso de aguas regeneradas son el futuro

El crecimiento demográfico y el aumento de la sequía pueden afectar al acceso al agua potable. El incremento de la necesidad de producción y el aumento de los costes son dos factores previsibles, por lo que será fundamental el empleo de energías renovables para que los precios no se disparen y todo el mundo tenga acceso al agua.

Roque Calero , catedrático de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, explicó que un parque eólico de 20 aerogeneradores de 5 megavatios puede producir el equivalente a la capacidad de los embalses de Gran Canaria y generar el agua necesaria para toda la isla. Todo ello con una disminución en el coste que incluye la amortización, una opción por la que también puede optar las empresas privadas.

Por otro lado, durante las ponencias del encuentro ‘Acequia’ se hizo hincapié en que es esencial el aumento del uso de aguas regeneradas. Sobre este tema se ha destacado que el 80 % del agua se vierte al mar a pesar de que podría ser aprovechada para la agricultura. De hecho, sólo el 6 por ciento de ésta se usa para tal fin, algo que se podría solucionar si se invirtieran más recursos en investigación, formación y concienciación, tal como apuntó María del Pino Palacios, profesora de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.