Desahucio final en quince días

Si Luis Gil no abandona voluntariamente las instalaciones del Parque Marítimo antes del próximo 1 de diciembre, se procederá al desalojo forzoso del recinto.

Quince días es el tiempo máximo que el Juzgado número cinco de Primera Instancia de Santa Cruz ha dado al empresario Luis Gil para que abandone definitivamente el Parque Marítimo después de que el pasado jueves la empresa Parque Martímo SA interpusiera contra en abogado una querella por apropiación indebida, delito societario y falsedad documental. Las deudas acumuladas por Gil debido a una mala gestión del complejo de ocio ascienden ya a más de un millón y medio de euros y, según la acusación, se trata de una deuda punible en tanto que considera que se ha incurrido en un delito de falseamiento de cuenta, incumplimiento de los acuerdos establecidos y un “bárbaro comportamiento” que impidió la apertura del recinto el pasado verano. Si Luis Gil no abandona voluntariamente las instalaciones antes del próximo 1 de diciembre, se procederá al desahucio forzoso y al levantamiento de un acta sobre el estado de las instalaciones que, por lo que se deduce a simple vista, se encuentran en una situación en absoluto comparable a cómo estaba en el momento del arrendamiento.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.