Desaconsejan el baño en Las Teresitas, Las Gaviotas y Valleseco por medusas

Un total de 35 personas han resultado afectadas hasta ahora.

La presencia de medusas en la zona de baño de la playa de Las Teresitas y de Las Gaviotas obliga al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife a reiterar la recomendación hecha desde ayer, jueves 15, en el sentido de desaconsejar el baño en ambas zonas del litoral. Desde el instante de su detección, a mediodía de ayer, el Consistorio ha establecido un dispositivo preventivo de carácter conjunto, entre la Policía Local y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, al que también se han sumado efectivos de Cruz Roja y Policía Nacional, con el fin de informar a los bañistas.

Hasta el mediodía de hoy ha sido necesario atender nueve casos de personas afectadas en Las Teresitas, que se suman a los 24 detectados en la tarde de ayer. Asimismo, en la zona de Valleseco también ha habido que atender a un bañista, que fue trasladado a la Casa del Mar por una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario.

La concejal de Sanidad y Medio Ambiente, Yuri Mas, recuerda que “desde el primer instante se ha desaconsejado a los usuarios de la playa que se bañen para evitar posibles lesiones y se les insta a que obedezcan a las señalizaciones que indican la idoneidad del baño”. Además de subrayar que “la playa no se ha cerrado y se reforzará la señalización en la entrada, instalando carteles en los que se desaconseja el baño y se alerta de la presencia de las medusas”, la edil quiere expresar un mensaje de tranquilidad, explicando que “es normal la presencia en esta época del año debido al incremento de las temperaturas, las corrientes y de los vientos registrados”.

La Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias ha emitido un informe al área municipal de Medio Ambiente en el que se detalla que se trata de la especie Pelagia noctiluca, conocida comúnmente como medusa luminiscente o clavel. Su coloración es violeta rosácea por lo que puede pasar desapercibida en la arena. Se mueve con la marea de forma semisumergida, lo que dificulta su visualización desde la costa. Su peligrosidad viene dada por la sensibilidad que cada persona tenga a su picadura.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.