Denuncia penal por el puerto de Granadilla

El viceconsejero de Medio Ambiente en 2011, Cándido Padrón, está acusado de un delito contra los Recursos Naturales y contra la Administración Pública

Una denuncia presentada por las organizaciones ecologistas ATAN, Ben Magec–Ecologistas en Acción, EcoOcéanos y Greenpeace en el año 2011, contra las obras del puerto de Granadilla, ha servido para que la Fiscalía de Medio Ambiente haya formulado una denuncia ante el Juzgado de Guardia de Santa Cruz de Tenerife contra el entonces viceconsejero de Medio Ambiente, Cándido Padrón, por la traslocación de varios ejemplares del escarabajo protegido Pimelia canariensis y la destrucción de su hábitat.

Según la Fiscalía, estos hechos pueden ser constitutivos de un Delito contra los Recursos Naturales y el Medio Ambiente y/o un Delito contra la Administración Pública recogidos en el Código Penal.

Por su parte, Ben Magec–Ecologistas en Acción asegura que esta especie, que se encuentra catalogada como en peligro de extinción, «es una de las muchas que se ven afectadas por las obras del puerto de Granadilla. Sin embargo, y como sucedió con los sebadales, su protección impedía la ejecución de las obras».

Según informan los ecologistas, la autorización firmada por Cándido Padrón, y con la que el Observatorio Ambiental de Granadilla, a solicitud de la Autoridad Portuaria, sirvió para la colecta y traslado de varios ejemplares de escarabajos, «que jamás contó con ningún informe jurídico que la avalara».

«Los informes técnicos recibidos antes de la fecha de la firma señalaban que los únicos fines que justificaban la translocación de una especie en peligro de extinción debían ser científicos, lo cual nada tiene que ver con la construcción de una infraestructura», concluyen desde Ben Magec–Ecologistas en Acción.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.