Demandas contra Volkswagen por el ‘diselgate’

Demandas contra Volkswagen

Motor Volkswagen

Más de 1.600 socios de FACUA afectadas por el fraude de Volkswagen emprenden acciones legales contra la multinacional

Las dos últimas semanas han sido de gran actividad para los afectados por el escándalo relacionado con la emisiones de CO2 conocido como ‘diselgate’. Más de 1.600 socios de FACUA – Consumidores en acción han unido fuerzas para presentar sus demandas contra Volkswagen tras previos intentos fallidos de negociación con la multinacional.

A través de los abogados de Alemania Verbraucherzentrale Bundesverband (VZBV) a los que recurrió la federación de consumidores se ha conseguido presentar en dicho país miles de demandas individuales, aparte de la demanda colectiva ya interpuesta en España desde que se destapara el escándalo del fraude en 2015.

Las demandas contra Volkswagen habrán de resolverse en la Fiscalía de Braunschweig

FACUA lamenta la posición adoptada por la Audiencia Nacional en relación a las demandas contra Volkswagen presentadas por los consumidores españoles desde 2015. Tras años de instrucción, la justicia española ha cedido derivar la causa a la justicia alemana en lo que la asociación considera un atentado contra el derecho a la tutela judicial efectiva, argumento en el que ha basado el recurso presentado ante el Tribunal Supremo.

Mientras se resuelve dicho recurso, FACUA y VZBV han trabajado conjuntamente en la presentación de las demandas de sus socios en Alemania. El despacho de abogados ha desaconsejado la interposición de una demanda colectiva, por lo que las más de 1.600 demandas interpuestas contra la multinacional se han gestionado de manera individual.

La alternativa presentada por el bufete alemán contemplaba a posibilidad de tramitar dichas demandas contra Volkswagen siempre y cuando se cumpliesen una serie de requisitos:

  • Que los afectados siguieran siendo propietarios de los vehículos.
  • Que los vehículos no hubiesen superado aún los 200.000 kilómetros.
  • Que los vehículos se hubiesen adquirido entre el 1 de enero de 2010 y el 21 de septiembre de 2015, fecha en que estalló el escándalo del dieselgate.

Con estas demandas se reclama la nulidad del contrato de compraventa para que Volkswagen tenga que recomprar los vehículos o, en su defecto, abonar indemnizaciones a los consumidores.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.