Demandan a Boeing por la fabricación de ‘un producto defectuoso’

Un juzgado admite la demanda presentada por familiares de las víctimas del accidente de Spanair.

“No solamente Boeing conocía los defectos que tenía el diseño del avión en materia de seguridad, sino además que el accidente podría reproducirse porque dichos defectos no se han corregido», señala en su resolución el Juzgado de Primera Instancia número 2 de la capital grancanaria.

La demanda, interpuesta por diez familiares de siete de los fallecidos en el accidente de Spanair, reclama a Boeing –fabricante del avión siniestrado- 41,5 millones de euros por la comercialización de “un producto defectuoso” ya que, independientemente del error que pudieran haber cometido los pilotos, el propio avión «traicionó a ambos no avisándoles del error que estaban cometiendo».

La admisión de esta demanda por parte de un juzgado es, para los familiares de las víctimas, “una victoria moral” ya que, tal como ha destacado su abogado en esta causa –Iván de Miguel-, “es la primera vez que tendrán la oportunidad de que un juzgado analice en profundidad las causas reales del siniestro, tras el ‘baile de juzgados’ en los que se ha estado en los alrededores del por qué”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.