Deforestación en la Amazonia para abastecer al turismo de Canarias

Deforestación en la Amazonia

Cómo funciona

El sector agropecuario brasileño arrasa con la selva para producir más cantidad de carne y abastecer, entre otros, al sector turístico

En 2019 la deforestación en la Amazonia brasileña aumentó un 30 %. Tan solo entre los meses de enero y abril de 2020 las alertas de deforestación aumentaron un 62 %. En el mes de mayo hubo un incremento del 34 % con respecto al mes anterior.

Estas cifras hechas públicas por Greenpeace sacan a la luz un problema medioambiental de consecuencias planetarias. Y es que el desmantelamiento sistemático de la selva del Amazonas afecta directa o indirectamente a todos los rincones del mundo y con especial virulencia a las comunidades indígenas que residen en ella y que ahora mismo son las más vulnerables.

Vínculos entre la deforestación en la Amazonia y el consumo de carne internacional

Gran parte de las cadenas hoteleras que operan en el archipiélago canario (Barceló, Iberostar, H10 Hotels) importan de Brasil grandes cantidades de carne de vacuno congelada. Es sólo un ejemplo de cómo el problema de la deforestación en la Amazonia está más cerca de lo que imaginamos. Esta misma práctica se extiende a la mayoría de los países europeos hasta tal punto que, según el informe de Greenpeace, existe una relación directa entre el consumo internacional de carne y la deforestación en la Amazonia.

La organización ecologista insiste en que el modelo económico y de consumo de los países europeos es insostenible y fomenta la creación de pastos ilegales y la introducción en el mercado de carnes procedentes de la deforestación, el robo de tierras y otras irregularidades. Por todo ello, Greenpeace insiste en que es urgente que la Comisión Europea ponga en marcha la anunciada legislación que impida la entrada en la Unión Europea de materias primas procedentes de la deforestación.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.