Declaran culpable el asesino de la niña coreana

El jurado popular considera probados los cargos de robo con violencia e intimidación, allanamiento de morada, agresión sexual y asesinato.

Sang Ok Lee, de 51 años de edad y de origen coreano, fue acusado en 2008 del asesinato de la pequeña In Sil Oh, aprovechando la ausencia de los padres para entrar en su domicilio de Las Palmas de Gran Canaria, asesinarla y posteriormente robar.

“Lo único que quiero decir es pedir perdón a los padres de la niña” afirmaba el acusado tras escuchar el veredicto del tribunal del jurado de la Audiencia Provincial de Las Palmas en el que la Fiscalía ha ratificado su solicitud de imponer un total de 49 años de cárcel,  petición a la que se adhirió la acusación particular, que en un principio reclamó 52 años de prisión, al añadir un supuesto delito de amenazas que no ha quedado probado.

En el veredicto se resalta que el acusado tenía intención de acabar con la vida de la niña y que empleó violencia de carácter degradante y vejatorio, según los informes de la autopsia.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.