Decenas de pisos públicos vacíos en Tenerife

Pisos públicos

Vista panorámica de Santa Cruz de Tenerife

La capital tinerfeña cuenta con infinidad de viviendas vacías pendientes de concesión

Sí se puede ha exigido al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife una explicación sobre los innumerables pisos públicos que aún se encuentran vacíos en la ciudad. Durante la sesión de control celebrada el pasado jueves 11 de octubre, Asun Frías, concejala ecosocialista en la capital tinerfeña, solicitaba la comparecencia de Carmen Delia Alberto, consejera delegada de Viviendas Municipales, a la que ha reclamado “políticas serias frente a la improvisación y el paripé de Coalición Canaria”.

Frías se ha referido a la actitud del Gobierno municipal y se ha mostrado muy dura en sus críticas: “Ante algunas amenazas de desahucios llegan a última hora de salvadores, a sacarse la foto como si le estuvieran regalando la vida a la gente, cuando llevan décadas gobernando en Canarias, en Tenerife y en Santa Cruz, sin construir viviendas sociales ni gestionar adecuadamente las existentes”.

La insuficiencia del parque público de viviendas coincide con la existencia de gran cantidad de pisos públicos

La concejal ecosocialista recuerda a Alberto que desde hace tres meses el Ayuntamiento quedó comprometido en ampliar el protocolo antidesahucios de 2012, en la línea de incluir y buscar alternativas para las familias en situación de pobreza, exclusión o alta vulnerabilidad social que están ocupando viviendas ilegalmente, así como en todos los casos de ejecuciones por impago del alquiler.

Asimismo, otro de los acuerdos aprobados obliga a la Corporación a dirigirse a las entidades bancarias y filiales para que, en las viviendas ya finalizadas de su titularidad, tramiten la licencia de primera ocupación y cédula de habitabilidad. En caso de que no se atienda esta solicitud, el propio Ayuntamiento deberá analizar todas las medidas legales posibles para obtener estos requisitos previos a la ocupación de la vivienda.

Lo que bajo ningún concepto están dispuestos a aceptar en Sí se puede es que se hable de un parque público de viviendas limitado cuando existen en la capital tinerfeña tantos pisos públicos todavía desocupadas.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.